¿Qué son las estructuras metálicas?

El montaje de estructuras metálicas es una parte importante de la construcción de diversas infraestructuras. Se trata de un conjunto de partes metálicas unidas entre sí que consiguen formar un cuerpo o una forma que está destinada a soportar los efectos de las diferentes fuerzas que actúan sobre el cuerpo.

Detalles sobre las estructuras metálicas

Normalmente, las estructuras metálicas suelen ser de acero, uno de los materiales más utilizados dentro del mundo de la construcción gracias a sus principales características, lo que hace que sea la principal alternativa a la hora de crear estructuras metálicas.

El acero soporta grandes esfuerzos o pesos sin llegar a romperse, aunque puede doblarse hasta cierto tope de fuerzas, gracias también a su flexibilidad, algo no muy común en los metales. Asimismo, también es un metal con cierta plasticidad, lo que permite que las estructuras metálicas puedan deformarse pero no romperse ni derrumbarse, algo que aunque puede suceder es muy poco común.

¿Qué condiciones debe cumplir una buena estructura? Que tenga una gran estabilidad, que sea rígida y no se pueda deformar cuando se apliquen las fuerzas sobre ella y sobre todo que sea resistente. De esta forma, cuando se le aplican las fuerzas, todos los elementos que forman parte de la estructura podrán soportar la fuerza sin llegar a romperse o reformarse.

A pesar de todas las ventajas, sí hay que hablar de una desventaja, a altas temperaturas, suele perder sus propiedades, pero la temperatura debe muy alta, tanto como para poder doblar fácilmente el acero.